INFLUENCERS

Soledad, miedo, respeto, nervios, miradas, preguntas inesperadas, autocontrol, escucha, motivos, excusas,...



Enfrentarse a una rueda de prensa es, quizás, uno de los momentos más complicados de la labor profesional de un entrenador. Saber qué decir, cómo decir, cuándo decir, dónde decir, a quién decir... Demasiadas interrogantes para las que raramente estamos preparados y que en muchos casos destrozan, aúpan o condicionan la carrera de un técnico.
De ellas nacen ídolos del micrófono, estrellas de la cámara; pero también suponen verdaderas sillas de tortura para otros, destapando vergüenzas, inseguridades, inexperiencia, incompetencias,...
Y siendo así, tan trascendentes en la carrera de un técnico, el hábito nos ha llevado a hacerlas en solitario, enfrentándonos cual torero en el ruedo, como en un quirófano presto a ser abierto en canal, sin saber por dónde van a venir las flechas, los disparos, o las flores. Afrontándolas como un soldado herido tras la derrota, o como un palomo embuchado tras una sonora victoria.

Una imagen que vemos repetida una y otra vez, entrenadores sentados frente a un sanedrín de profesionales dispuestos a sacar el titular de sus vidas.

Pau Gasol ante los medios

Y me resulta curioso que en un mundo (el del deporte profesional) en el que el concepto EQUIPO está tan arraigado, en el que es absolutamente imposible ver a personas solas al frente de ningún entrenamiento, de ningún partido.... ¿por qué entonces sí estamos solos en las ruedas de prensa? ¿Acaso se minusvaloran? ¿Acaso no somos capaces de generar cambios?  

Y entonces, la realidad siempre nos demuestra que no todo tiene por qué ser igual. Y un día, tras una importante victoria, posiblemente queriendo dar un mensaje que fortalezca ese sentimiento que transmite la palabra EQUIPO, o quizás por agradecer el trabajo de su Staff, Pedro Martínez -como entrenador del Valencia Basket- nos dejó una imagen que nos debe servir para REPENSAR el por qué hay que hacer siempre lo mismo.  Él que había salido mil veces solo, decide cambiar la idea.


Rueda de prensa del equipo técnico del Valencia Basket 2017



Afrontar una rueda de prensa en EQUIPO, protegido, reforzado, cambiando el concepto, sembrando la semilla de una nueva forma de hacer las cosas es, quizás, valorar en su justa medida ese tercer tiempo profesional, ese momento que vincula al equipo con la afición, a través de los medios de comunicación. 

Ese instante que tanto puede quitar, y que de hacerlo, qué mejor que lucharlo en equipo, teniendo a tu lado a los que también tienes cuando compites, cuando sufres, cuando ganas, cuando pierdes, cuando sudas, cuando creas, cuando destruyes,...

Un Valencia Basket que también esta temporada ha dado un paso interesante al contar con dos primeras figuras en un mismo equipo técnico, algo que en Europa se ha visto siempre como una rivalidad innecesaria, como el jugar a meter dos depredadores en la misma celda; pues bien, como se ha demostrado tantas veces en la NBA, esto no es así. 

Ellos, que tan influyentes son en tantos aspectos del deporte profesional, ya nos decían el camino a seguir en imágenes como esta, donde auténticos gurús del banquillo se unían por un mismo objetivo al frente de un mismo proyecto. 

Staff del Equipo Olímpico USA


Quizás esta imagen en la que Phil Jackson -al frente de Chicago Bulls de Jordan- se rodeaba de auténticos especialistas a los que les daba total protagonismo en distintas facetas, fue uno de los gérmenes que ha ido calando en el deporte profesional, primero en baloncesto (como casi siempre) y empieza a iniciarse en fútbol. Ver una dupla de entrenadores o incluso un trío de primerísimo nivel es ya normal en la NBA.




En los playoffs de 2017 de la NBA, y por segunda vez, parece que el entrenador principal de Warriors (Steve Kerr) no podrá estar con su equipo en la cancha, debido a unos problemas de espaldas. Sin embargo, este equipo, como otros muchos en la liga norteamericana, lo tienen resuelto gracias a las duplas o tríos de primer nivel que están al frente de las plantillas. 



Todos quieren disputarse por tener los mejores jugadores, y por qué no a los mejores entrenadores - ¿y no sólo a uno?

Popovich y Messina al frente de San Antonio Spurs


Desde aquí, gracias a aquellos que nos abren los ojos al inconformismo, porque no todo está inventado. Sigamos avanzando.

Gracias por seguir leyéndome. 

@MiguelMartinL





Comentarios

Entradas populares de este blog

EL DEDO DEL CÉSAR

LOS NUEVOS FONDOS DE INVERSIÓN EN BALONCESTO

ACUMULANDO TALENTO JOVEN NO SE GANA